volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

SU MADRE SE HA CONVERTIDO EN UN VEGETAL

Posted by jorgellop en mayo 15, 2010

Carta aparecida hoy en el periódico Las Provincias. Refleja muy bien la actitud que adopta una familia en la atención de una persona como las reacciones a los dictámenes y actuaciones del personal médico.

LUIS LLAGARIA RODRIGO, VALENCIA

La pasada Semana Santa se han cumplido seis largos años desde que mi madre sufrió un ictus (un derrame cerebral), que la convirtió en una persona con un grado de dependencia severo, condenándola de por vida a permanecer en una silla de ruedas. Tras salir del hospital, tuvimos la desgracia añadida de que le asignaran una clínica de rehabilitación para que le diagnosticaran su estado real y nos dijeran cuál era el proceso de rehabilitación a seguir. Con este propósito, nos citó el director de la clínica en su despacho para notificarnos en pocas palabras que según su infalible y docta opinión, mi madre se había convertido en realidad en un vegetal y que prácticamente todo lo que podíamos hacer por ella, era arrinconarla como una vieja mesa camilla y esperar su inminente final. Como es lógico, mi hermana y yo creímos «a pie juntillas» en las palabras de este ilustre «profesional» y salimos del despacho hechos un mar de lágrimas y rotos de dolor.

A día de hoy, mi madre a pesar de sus muchas limitaciones, disfruta de una vida apacible y feliz en compañía de su familia. Si que es cierto que a mi hermana y a mí nos ha costado perder nuestra independencia y nuestra vida personal y nos está empezando a costar la salud, pero todo lo damos por bien empleado al tener el enorme orgullo y la tremenda satisfacción de haber sacado a nuestra madre adelante y haberle proporcionado la mejor calidad de vida posible en estos últimos años de su vida.

A este señor, únicamente desearle una larga vida y que siga gozando de buena salud, pero advertirle también que la vida da muchas vueltas y ojalá que dentro de unos años, no se vea él por desgracia en la misma o parecida tesitura que mi madre y algún compañero de profesión, desaprensivo y mal profesional como él, lo condene a morir en vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: