volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Otra historia de superación: el primer sordomudo en el Parlamento Europeo

Posted by jorgellop en julio 27, 2010

A un sordo no le puedes mentir sin que te pille. Me llamó la atención este titular de la Vanguardia. Leí la entrevista y tomé estas notas.

 Lo dice Ádám Kósa, primer eurodiputado sordomudo, Tengo 35 años y he intervenido 20 veces ya en el Europarlamento. Soy húngaro, aunque represento a 50 millones de discapacitados europeos. Tengo dos hijos, también sordomudos, con los que me comunico plenamente con signos. Nosotros vemos cosas que ustedes no oyen.

 Fui el primer universitario sordo de la historia de Hungría; después, fui presidente de la Asociación de Sordos, y luego me licencié en Derecho y fui el primer letrado sordo que ejerció en mi país. Y en un bufete de prestigio… Enseguida tuve propuestas de los partidos para figurar en sus listas. Mis abuelos maternos y paternos oían perfectamente, pero, por algún motivo, mi padre y mi madre nacieron sordomudos. Yo también me casé con otra persona auditivamente impedida y tenemos dos hijos también sordomudos…

¿Tiene ventajas el lenguaje de signos?

Nos da una mejor comprensión de algunas realidades y nos permite un entendimiento perfecto entre nosotros. No quiero parecer pretencioso, pero yo diría que los sordomudos vemos más cosas que ustedes: vemos cosas que ustedes no pueden oír.

¿En qué sentido?

Ustedes miran el mundo un poco – y perdóneme por el símil- como un caballo con anteojeras: sólo en profundidad; sin perfeccionar su visión periférica. Por eso se pierden tantos detalles reveladores que no están en su plano central de lo que está sucediendo.

Por ejemplo.

No podrá mentir a un sordo de nacimiento.

 ¿Por qué?

 Porque el mentiroso que oye está pendiente de disimular la mentira sólo en su rostro, ya que quienes pueden oír y hablar sólo se fijan en la cara del hablante.

 ¿Y a los sordos no se las cuela?

No, porque los sordos de nacimiento, como nos concentramos en la visión, sabemos detectar los detalles periféricos del lenguaje corporal, y es en ellos precisamente donde detectamos los engaños del mentiroso, por mucho que sepa fingir con su cara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: