volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Perdona al asesino de su hija

Posted by jorgellop en marzo 27, 2011

Pilar Rodríguez siempre recordará aquella noche del 21 de enero de 1992, en la que su hija, Marta Obregón, fue asesinada por un delincuente cuando regresaba a su casa, después de haber estudiado durante toda la tarde en el club Arlanza, un centro de mujeres del Opus Dei.

“Perdonar –aconseja San Josemaría en el punto 805 de Surco-. ¡Perdonar con toda el alma y sin resquicio de rencor! Actitud siempre grande y fecunda.—Ese fue el gesto de Cristo al ser enclavado en la cruz: “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”, y de ahí vino tu salvación y la mía”.

Aquel hombre intentó forzarla y Marta opuso toda su resistencia en defensa de su castidad, logrando evitar el ultraje. En represalia, su asesino le asestó catorce puñaladas.

En aquella época Marta, que estudiaba Periodismo en la Universidad Complutense, trabajaba por la mañana y estudiaba por las tardes en el Club Arlanza de Burgos.

Solía hacer todos los días media hora de oración, casi siempre de rodillas, ante el Sagrario, y hablaba con frecuencia con la directora del Club. Ésta recuerda que “era una mujer que había encontrado a Dios, pero seguía buscándolo cada vez con más intimidad. En los últimos meses siguió acudiendo al Camino Neocatecumenal, al que se sentía muy unida, y donde ella se sentía proyectada para ayudar al mundo… Era una mujer con profunda vida interior, que se palpaba en su actitud… Al mismo tiempo que buscaba con mucha fuerza a Dios, se daba a los demás”.

La noche del 21 de enero estuvo hablando con la directora del Arlanza hasta las nueve y media. Antes de marcharse, se acercaron al oratorio para despedirse del Señor. Al salir, Marta le indicó que no retirase los libros y los apuntes de la mesa, porque, al día siguiente, después de oír Misa y comulgar allí, pensaba seguir estudiando, para preparar el fin de carrera.

Con esta sencilla Web – http://www.causademarta.net/content-1-1/es  -queremos presentar el testimonio de una joven cristiana que dio su vida en defensa de su castidad.

Fuente: www.opusdei.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: