volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Los primeros años de un campeón

Posted by jorgellop en abril 12, 2011

Hace unos días leía -en la Vanguardia- una entrevista a Loïck Peyron, ganador, junto a Jean-Pierre Dick, de la ‘Barcelona World Race’

El recuerdo más poderoso de mi infancia es el de una mano, grande como esta, aterrizando en mi cara, seguida de un puntapié en el culo.

 ¿…?

Mi padre era severo, pero muy bueno.

 Entonces usted era un gamberro.

Un poco. Mi padre era el comandante de los petroleros más grandes del mundo, en la Shell. Cuando tenía 13 años, con unos amigos, hice una trastada más grave de lo habitual y la policía me detuvo.

Huy.

 Mi padre iba y venía del golfo Pérsico, siempre viajando. Cuando hizo escala en el norte de Francia, mi madre me llevó a verle. Llegamos de noche, en una barquita muy muy pequeña, subimos en aquel barco enorme… Y allí estaba el comandante. “Duerme aquí y mañana hablamos”.Me dormí al amanecer, pocos minutos antes de que me despertara el ruido de la cortina al descorrerse, ¡zasss!, y un escozor en la mejilla. Quería que su hijo tomara el buen camino, no le guardo rencor. Murió hace 25 años.

 Ha acabado siguiendo sus pasos.

 Mi sueño desde hace 25 años es dar la vuelta al mundo con mi familia. Es un sueño y está bien que lo sea, porque el mejor viaje es el que todavía no has hecho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: