volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

La mejor foto de Juan Pablo II

Posted by jorgellop en abril 18, 2011

Hace unos días leía en la revista Palabra una entrevista con Artuto Mari. Un fotógrafo que acompañó a Juan Pablo II en  todos los encuentros, audiencias y viajes que hizo en sus 26 años de pontificado.

Pero Arturo Mari,  tiene claro cuál es su foto preferida. Durante la última Semana Santa de Juan Pablo II, en el Vía Crucis. El Papa, por motivos de salud, no pudo estar presente en el Coliseo pero siguió la ceremonia desde su capilla privada.

Arturo Mari pudo fotografiar un instante histórico. Tuvo lugar durante la estación número 14 del Vía Crucis, que recuerda la sepultura de Jesús. El Santo Padre le pidió a don Stanislao Dziwisz que le diera la cruz. En un momento determinado, durante una fracción de segundo, él cogió el crucifijo, apoyó la frente, la cabeza en él, lo besó. Se lo puso junto al corazón. Esto no lo vio nadie porque fue durante sólo un segundo”.

Una foto que es una lección para estos días. Juan Pablo II, gravemente enfermo, une su sufrimiento al de Cristo en la Cruz.

Anuncios

2 comentarios to “La mejor foto de Juan Pablo II”

  1. arcendo said

    Discrepo solo un poquitín del título…, De este Papa hay tan buenas fotos y tan buenos momentos que a mi me sería dificil escoger. Probablemente me quedaría con la del encuento con Ali Agca…
    Sin embargo, entiendo y comparto, que la foto comentada es impresionantemente conmovedora, aleccionadora, ejemplificante. Es ese hombre sufriente, haciendo de su cuerpo y de su vida un espejo del mismo Cristo, tomando la CRUZ literalmente, en cuerpo y alma sobre su persona y haciendo vívido el Evangelio como pocos lo han hecho. Por eso, no me cabe duda de la santidad de Nuestro querido Papa. En cualquier caso, gracias sinceras por este singular y precioso testimonio gráfico. ABRAZOS.

  2. arcendo said

    Si me permites…, con humor…, Una pequeñita apostilla más:
    La foto es tan curiosa como si, se tratase de un singular acto penitencial. Como si, después de confesarse con el mismo crucificado, Jesús mismo le estuviese “chivando” al Papa, algún consejo o algún consuelo en el mismo oido del Pontífice. jajaja.
    MÁS ABRAZOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: