volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Ser todo tuya y sólo tuya (II)

Posted by jorgellop en mayo 19, 2011

El Señor cuenta con nosotros

 En febrero de 2007 me dieron el alta –no definitiva, pero muy esperanzadora – por lo que hicimos planes nuevos. En junio me detectaron una metástasis en los huesos. La cosa estaba clara: El Señor quería seguir contando conmigo. Mis planes de trabajo y estudio se cayeron. Los planes del Señor, sin embargo, siguieron adelante. Y me hice la siguiente reflexión: ¿qué vida es mejor, la que yo había pensado, o la que me impone esta enfermedad? La respuesta es que una no es mejor que otra, pues la bondad no está en lo que se haga sino en cómo se haga, ysobre todo de Quién vayas acompañado. He visto que de mis cuarenta años, el último ha sido especialmente dulce porque he contado de una forma sorprendente con la presencia de Cristo en mi vida diaria. Y he llegado a preguntarme si debo desear sanar, pues la dulzura de estar con Él me hace pensar en la vida eterna. En la enfermedad siento que el Maestro está conmigo, viviendo los momentos difíciles, y yo con Él participando así de su cruz. Por eso la enfermedad es dulce, pues le tengo a Él, le  he descubierto a Él en mí. Y yo empiezo a vivir aquí en la tierra, sin mérito mío, las dulzuras de estar con Él en el cielo.

Alegría y ganas de vivir

Yo pensaba, antes de la enfermedad, que la vida es un valle de lágrimas. Desde que estoy enferma, me han entrado unas ansias irresistibles de vivir, de transmitir la alegría que me da el sentirme amada por el mismo Dios. Claro que ahora vivo de otra manera, pues tengo al Maestro más cerca. Le pido al Señor que me enseñe a vivir el día, sabiendo que no sé  si cuento con el mañana. La respuesta, como siempre, está en el amor. Después de tantos años de ejercicios espirituales, de meditar el  Principio y Fundamento, me han tenido que atar a una camilla de hospita  para entender que un minuto de cansancio extremo, o de simplemente mirar el horizonte, dan gloria a Dios, si se ofrecen por amor; que el objetivo  de la vida no es ganar dinero, ni una vida exitosa, sino amar, amar, amar, y dejarme amar, dejarme amar, dejarme amar. Y confiar, vivir el  día, vivir en cristiano, y transmitir a mi gente, en esta sociedad occidental tan triste y materializada, la alegría del crucificado. (Por eso sonríe el Cristo de Javier).

Vivir la enfermedad cerca dela Trinidad.

A lo largo de estos meses he descubierto cómo cada una de las Personas Divinas dela Santísima Trinidadme cobija y me quiere, en la enfermedad, de una manera distinta. Entre ellas cubren unas funciones de forma amorosa, y si las escucho a las tres, la angustia desaparece y dapaso a la paz y la alegría. En Dios Padre vivo la confianza de saber que Él es mi Padre, que me ha creado, que es todo Poder, todo Saber, y todo Bondad, y que por tanto no puede haber ningún resquicio de mi vida y circunstancia familiar que Él no haya previsto en sus planes de Amor.

En Cristo tengo al único y mejor Maestro de vida, con el que me encuentro a diario en la Eucaristía.Él me va enseñando el camino. En el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, pongo la esperanza de que me sostendrá me inspirará, como lo viene haciendo, la paz y alegría de saberme Hijade Dios. A mi Dios, Uno y Trino, por intercesión dela Virgen María, Madre del Salvador, le pido me dé fuerzas, me sostenga y me ayude a ser humilde ante Él.

 Soledad Pérez de Ayala, Congregante Mariana.

Anuncios

Una respuesta to “Ser todo tuya y sólo tuya (II)”

  1. mb said

    se fué al Cielo hace unos meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: