volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Las aguas tranquilas se cimientan en las profundidades

Posted by jorgellop en julio 15, 2011

Es un proverbio alemán. Me lo encontré en las páginas finales de una novela que acabo de terminar. Se titula “El sendero del bosque” y su autor, Adalbert Stifter (1845)

Con mucha frecuencia te encuentras con incontables proverbios chinos y muy pocos, como este, alemán. Posiblemente por esto me llamó la atención y me llevó a pensar que en la vida los grandes problemas surgen del interior de la persona. Desconozco si ocurre lo mismo en el mundo marino, si las galernas, marejadillas tienen su origen en el fondo del mar.

No somos iguales. No hay dos personas iguales. Así la manera de acoger y gestionar los problemas es muy distinta. Lo que uno acepta, recibe con cierta resignación, hasta con alegría otro le conduce a la tristeza o la desesperación.

¿De qué depende? No puedo hacer una teoría pero sí creo que depende de cómo respiramos. Entiendo que los principios vitales que nos sostienen afloran en los momentos más exigentes de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: