volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

¿Por qué no permiten algunos familiares la visita de un sacerdote a un enfermo?

Posted by jorgellop en mayo 23, 2012

Diego Soto de Prado, es un oncólogo de 34 años con diez de experiencia. Me ha gustado de la entrevista -www.opusdei.es- la respuesta que da al problema,  tantas veces repetido, de la visita de un sacerdote a un enfermo.

No te puedes hacer idea cómo reconforta a los enfermos terminales el hablarles de Dios, de su amor, de la fiesta que les espera en el cielo. Hay familias que ponen impedimentos si el cura hace una visita al enfermo o le ofrece la unción de enfermos, por si éste se va a angustiar pensando que la muerte es inminente. Les comento cómo el hombre es cuerpo y alma, y la salud del alma repercute en la del cuerpo. Cuántas veces he visto mejorías físicas –menos dolor, apatía, angustia…– después de recibir la unción de enfermos, o de una confesión tras muchos años alejado de Dios. Y cómo una conversación sincera, sin tapujos, con naturalidad, sobrenatural, hablando del más allá es realmente lo que les sacia, lo que les da la vida en una situación premortem.

Mi experiencia como sacerdote está en la misma línea. Hoy precisamente he podido visitar a una mujer casi centenaria que desde el primer momento me ha cogido las manos y sólo las ha soltado cuando se ha despedido dándome las gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: