volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Pequeño homenaje a una familia de héroes.

Posted by jorgellop en junio 6, 2012

Me ha llegado este mail aparecido en un periódico sobre la muerte de Carmina. Ayer colgaba un mensaje de su padre horas antes de marcharse al Cielo.

No hace falta ir a los campos de fútbol, a los platós de Hollywood, o a los conciertos de rock, para ver a héroes. De hecho, estaríamos en el lugar equivocado si allí pretendiésemos encontrarlos.

Los verdaderos héroes están en nuestras ciudades, en nuestros barrios, en nuestras casas, en nuestra familia.

Quizás no sea lo más acertado hablar de esto aquí, en un diario, pero somos jóvenes y necesitamos referentes, ejemplos de personas que nos ayuden a ser mejores.

Hay una familia de héroes de los de verdad, aquí, en Barcelona, así que permitidme que os la presente.

——————————–
El padre, la madre, 16 hijos, muchos amigos y un hospital. El pasillo, un mar de oraciones, se respira serenidad y amor, mucho amor. Todos rezan, algunos lloran, otros distraen a los hermanos pequeños. Nadie se olvida de nadie. Todos preocupados por todos.

Lunes, 4 de junio de 2012, Carmina Postigo, 22 años, la mayor de 16 hermanos muere en el hospital a los pocos días de ser intervenida del corazón, acompañada por su familia y sus amigos que le dan el último adiós. Todo cambió de un día para otro.

¿Sus padres? Héroes.

Héroes con fuerzas para salir sonriendo de la UCI cada vez que entraban a ver a su hija todavía con vida, pero ya a punto de dejarlos.

Héroes por consolar a los amigos de sus hijos rotos por el dolor.

¿Sus hermanos? Ejemplo.

Ejemplo por tener, a pesar del dolor, una sonrisa para los más pequeños de la casa.

¿Carmina? La princesa de la historia. La que ha sacado de dentro el héroe que todos y cada uno de los miembros de la familia Postigo tenían dentro, el héroe que ha servido, sirve y servirá de ejemplo para otras muchas familias que, como los Postigo, saben que el AMOR es el mayor tesoro.

Todos ellos héroes que, gracias a su fe, no borrarán jamás de su cara una sonrisa cada vez que recuerden a Carmina, su princesa.

Hasta aquí nuestro pequeño homenaje.

¡Descansa en paz Carmina!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: