volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

¿Qué haría usted si le presentan al asesino de su hijo?

Posted by jorgellop en octubre 29, 2012

Esta anécdota la contó Mons. Tagle, Arzobispo de Manila, en un Congreso Eucarístico. No está muy bien traducida.

Recuerdo un día oscuro cuando todavía era un sacerdote que servía en mi diócesis de origen. Una mañana, un joven sacerdote, de 32 años de edad, fue encontrado muerto. Su cuerpo, apuñalado 32 veces, fue dejado en un campo de arroz. Era un antiguo alumno mío.

En el velatorio su madre caminó hacia el féretro. Al ver a su hijo sin vida, derramó lágrimas de dolor y gritaba en la oración: “Dios mío, Tú sabes lo pesado que era mi corazón cuando mi hijo entró en el seminario. Pero Tú prevaleciste. Así que te lo entregué. Ahora te lo llevas nuevamente de mí. Si es tu deseo, entonces yo te le doy totalmente a ti. Él es todo tuyo.” Yo no podía creer lo que estaba escuchando.

Unos días más tarde, en un foro sobre la justicia al que asistimos, alguien le preguntó: “¿Qué haría usted si el asesino de su hijo le es a usted presentado?”, Pensé que era una pregunta insensible, pero antes de que pudiera detenerla, ya ella había respondido: “Querido policía no dude en traerme el asesino de mi hijo. No tenga miedo. Yo no le hará daño. Sólo quiero saber por qué lo hizo. Voy a respetar los dictámenes de la justicia pero, en el fondo de mi corazón, lo voy a perdonar porque Jesús me pide perdonar. Mi amor puede ayudar a hacer que el asesino sea una mejor persona

Una vez más, no podía creer lo que estaba sucediendo. Pero sé que estábamos de nuevo al pie de la cruz escuchando las mismas palabras: “Mujer, ahí tienes a tu hijo. Hijo, ahí tienes a tu madre” Esos días fueron seguidos por muchas semanas más de escucha de las historias de la madre del sacerdote sobre su hijo y su familia, historias que oía por primera vez. Yo no podía dejar de pensar entonces que había llegado a conocer al sacerdote mucho mejor ahora que se ha ido, que se hacía más vividamente presente por los relatos de su madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: