volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Sus planes son mejores que los míos

Posted by jorgellop en noviembre 20, 2012

Lidia Alcántara Ivars es una Misionera Claretiana que cuenta su vocación en el semanal Paraula.

“Entré en la etapa de la adolescencia, con todo lo que eso conlleva. Empecé a fijarme en los chicos aunque, al mismo tiempo, la vida religiosa seguía ejerciendo una gran atracción sobre mí.

Todos me decían que me olvidara del tema, porque era “una pena que una chica tan alegre y tan normal como yo, se metiera monja“. Yo no entendía el comentario, porque la idea de la vida religiosa que yo tenía no era triste ni anormal.

Terminé el instituto, me impliqué en mi parroquia, hice la carrera de Económicas y empecé a trabajar. A los nueve  meses de haber empezado en este trabajo, me llamaron de una multinacional para ofrecerme otro trabajo. La decisión fue muy difícil para mí, porque suponía abandonar todo: mi  familia, mis amigos, mi parroquía, mis seguiridades…pero acepté la propuesta.

De alguna manera sentí que Dios quería que saliera en ese momento de todas mis seguridades.

A lo largo de los cinco años que estuve en Canarias me integré en una comunidad de seglares, dentro de una parroquia de los Misioneros Claretianos, tuve una relación de pareja muy bonita (…) realicé experiencias misioneeras dentro y fuera.

En un momento determinado, se me ocurrió leerme los diarios que había ido escribiendo desde que tenía 6 años, pero los leí como si fuera una novela que trataba de la vida de otra persona. Al cerrar el último cuaderno, tuve la certeza de qu ela protagonista de esa historia, siempre había estado llamada a vivir su consagración baustimal de una manera especial y, por eso, le di mi sí.

Lo siguiente fue decidir cómo y dónde. Opté por las Misoneras Claretianas (…) Dejé mi trabajo, vendí mi piso, repartí mis cosas entre amigos, familiares y gente necesitada, y, a los 28 años comencé mi postulando en las Misioneras Claretianas.

A lo largo de todos estos años he vivido de todo. Ha habido momentos muy felices y otros my duros: etapas tranquilas y momentos de grandes crisis. Pero Dios se ha mantenido firme en su llamada y hay una certeza que me mueve, y es que Sus planes siempre van a ser mejores que los míos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: