volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

El día de Acción de Gracias en un comedor popular

Posted by jorgellop en noviembre 27, 2012

Me pasa R. este reportaje que ha hecho su hermana en un comedor popular el día de Acción de Gracias. Son muchas las personas que conozco que acuden a ayudar a dar de comer a personas necesitadas en comedores, hospitales…Comparativamente, nos hace a nosotros mucho más bien que a ellos.

El Día de Acción de Gracias es una tradición estadounidense que se celebra el último jueves del mes de Noviembre. La fiesta se remonta a 1621, cuando los colonos ingleses y los indios Wampanoag se juntaron para agradecer el trato recibido por estos últimos. Y los frutos recogidos de la cosecha.

El salón está listo para recibir a los invitados. El olor a comida inunda el ambiente y se mezcla con sonidos desconocidos para mí. Más de nueve mesas ocupan la planta baja de Glide, este “oasis que lleva atendiendo más de cincuenta años a los pobres de San Francisco”.

Sí, los pobres de San Francisco también celebran Thanksgiving. Muchos son gente sencilla, algunos reflejan en su mirada el brillo de la locura, otros llevan tatuado en el rostro el dolor de una equivocación: “¿Drogas?” Le pregunto a Israel, un mexicano encargado de la seguidad de Glide: “Sí, un buen puñado ha tenido problemas de adicción, pero no todos”.

“Mucha de esta gente tiene un hogar,  son ancianos o personas discapacitadas que viven en casas sin cocina. Vienen aquí para poder comer caliente”, continúa Israel. El trabajo de Glide, esta comunidad radicalmente inclusiva, pasa por aliviar con amor a personas que sufren pobreza o marginación

Para servirles

En el gran salón de la planta baja, la vajilla de cristal ha sido sustituida por bohemias fuentes de plástico. En lugar de velas, prende en el ambiente el alboroto de un comedor ubicado en el Tenderloin, el barrio torcido de San Francisco: “Nunca preguntamos el nombre, ni pedimos documento de identidad. Nunca prohibimos a nadie la entrada. Este lugar es para todos”. 

Como el pavo de hoy, que no podía faltar en Thanksgiving. Un A4 de color mandarina anuncia en inglés el menú del Día de Acción de Gracias: “Turkey, Ham, Dressing, Sweet Potatoes, Vegetables, Rolls, Punch, Cake & Ice Cream”. 

“¿Puedo sentarme?”, le pregunto a Israel. Mientras nos acercamos a la primera mesa, veo a un chico joven comiendo con un loro apoyado en su hombro. Vaya por Dios. Al frente, Norma Montoya y sus dos caniches están listos para entablar una bonita conversación.

Norma tiene reuma y artritis. Treinta y tres años y muchas horas de trabajo han marcado su cuerpo. Llegó aquí procedente de El Salvador, con sus dos hijos y su madre. Jubilada ahora, Norma fue un día señora de la limpieza:

“Mis señoras me quieren todas mucho. Sí. El honor es algo que no se compra en un supermercado. En este país, si eres honrada y trabajadora, sales adelante. Sí, América da mucho, pero América también chupa mucho”, me cuenta esta sexegenaria con una manicura impecable: “Uy, me pinté las uñas anoche, pensando que era esmalte rosa y mira, ¡… A la luz del día parecen color malva!”

Un día como hoy,  hace tres años, Norma Montoya perdió a su madre. Le brillan los ojos cuando se acuerda, por eso volvemos a hablar de la manicura. Y de su país de origen: “¿No ha pensado en volver a El Salvador?” “Mi hogar está aquí, no necesito nada. Soy creyente, sé que Dios cuida de mí. Además, la gente me quiere mucho. Cuando salgo por la noche a pasear los perros por el Tenderloin, todos me saludan: “¡Hola Ma’am, cómo estás!”

Su par de caniches marean por debajo de la mesa, a la misma altura que mis pies. Me tienen intranquila, pero no quiero despedirme sin preguntarle a Norma: “¿Y Usted por qué da gracias en Thanksgiving?” “Yo doy gracias por comer hoy. Mañana ya veremos”. 

A pocas manzanas del Tenderloin está el Orpheum TheatreEl rey león, el musical de Disney, ocupa la cartelera hasta Enero. El casting de actores y actrices han dejado por un día su selva de ficción para venir a este hogar de verdad: “Nosotros no somos un comedor”, afirma Israel. “La gente no viene aquí solo por la comida. Viene por la humanidad. Saben que vamos a ayudarles en todo lo que podamos. Pero solo si nos lo piden”.

Mientras le pido ver el ala este de la casa Glide, este mexicano que lleva tres años trabajando aquí me cuenta el significado de “Change happens slowly”, una de las máximas del lugar:  “Aquí hay mucha honestidad. Uno podría sentir miedo o peligro, pero al acercarte a esta gente y descubrir sus adicciones, te das cuenta que todo está al descubierto, lo llevan escrito en la cara. Todos tenemos adicciones de uno u otro nivel, la diferencia es que ellos no tienen dinero para ocultarlas”.

Hay jolgorio al llegar al ala este. Lie, sentado frente a mí, sonríe mucho y me desea Feliz Thanksgiving. “Y Usted, ¿por qué da gracias hoy?” , le pregunto. Lie se lleva las manos a la tripa y la acaricia con  alegría:“Oh, this place is so good, ma’am! Llevo diez años viniendo aquí y siempre he recibido un trato exquisito. God bless you ma’am”. 

Mientras alargo mi mano para despedirme de Lie, el rabillo derecho de mi ojo ve a un hombre apuesto acabar su plato con premura. Lleva una gabardina grande. O es que ha perdido peso en poco tiempo. Su cabello gris es una cortina por la que asoman sus facciones. Parece guapo. Miro sus zapatos, son de piel.

El hombre se apresura a terminar su comida. Luego se escabulle por el pasillo de la entrada, donde hay un letrero que dice: “Hope”.

“Hope”

FUENTE: WWW.NATUI.ES

 

Anuncios

Una respuesta to “El día de Acción de Gracias en un comedor popular”

  1. Thanks for sharing your thoughts. I really appreciate your efforts and I am waiting for your further write ups thanks once again.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: