volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Perdiendo la esperanza

Posted by jorgellop en enero 8, 2013

Leo esta carta al director en el Semanal. Me ha gustado por muchos motivos y uno es por quien la escribe: una chica de 24 años que transmite algo bien vivido y experimentado.

Sábado noche, 2 de la mañana. Sin muchas ganas, al final mis amigas me convencen para salir. Tras varios comentarios de cortejo cuando menos lamentables, llega el momento cumbre de la noche.

Chico alto, músculos de gimnasio, sonrisa de autoaprobación. Se acerca con confianza absoluta, dando por hecho, levantándose la camiseta e invitándote a tomar una copa mientras entabla contigo una estúpida conversación, cumplirá sus objetivos nocturnos.

Y, encima, la triste y desolada sensación de observar que muchas de las que te rodean desearían estar en tu lugar.

Tengo 24 años y la mayor preocupación que debería tener ahora es mi futuro laboral. Sin embargo, hay algo que me aterroriza mucho más: esta crisis de valores.

¿Dónde quedaron la elegancia, la caballerosidad, las conversaciones indelebles y la magia del romanticismo.

¿He de pensar que son un vago reflejo de algo que ya ni siquiera existe?

He perdido la esperanza en los bancos, en los políticos y en el sistema educativo. Pero ahora, además, estoy perdiendo la esperanza en las personas.

Lidia Ruiz Revilla. Cantabria

Anuncios

Una respuesta to “Perdiendo la esperanza”

  1. L said

    Qué agradable sorpresa. Un saludo. L.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: