volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

20 razones para creer (II)

Posted by jorgellop en marzo 22, 2013

11.- CREER NO ES ANTIHUMANO. Creer en Dios no es negar lo humano. El cristianismo afirma a Dios y al hombre: Jesucristo es Dios y es plenamente hombre.

 

12.- CREER NO ES TRAGARSE LA BIBLIA. No creo en “un libro”, como los musulmanes en el Corán. Creo en “una Persona”: Jesucristo. Es un hombre auténtico, Jesús, que ha vivido como proponía vivir.

 

13.- NO CREO POR HERENCIA. Si no me lo propusiera cada día, yo no sería creyente. Aun habiendo nacido de padres cristianos, nadie está obligado a creer. Se puede haber nacido en ambiente cristiano, y tener menos fe que una farola. Sobran casos

 

14.- CREER ES COSA MÍA. Cada uno tiene que descubrir él solo personalmente el sentido de su vida. Si creo, sé para qué vivo. Sé que creer en Dios, tiene sentido. Dios da respuesta completa al sentido último de mi existencia. Me dice los porqués.

 

15.- ¿PERO NO ES EVIDENTE POR QUÉ VIVO? Es verdad que el amor, el trabajo, el servicio, la belleza, no necesitan ser confirmadas por Dios para tener un sentido. Pero es que Dios es precisamente el Amor, la Vida, la Verdad, el Bien y la Belleza absolutas.

 

16.- ¿NO ES UNA RUTINA IRRACIONAL? No. Cada día, me reafirmo en mi fe. Dice Pascal: “afirmas esto porque has nacido en la fe”. Lo admite, pero no obstante argumenta: “pero aunque haya nacido  en ella sigo hallándo­la así”.

 

17.- SIN FE, NO PUEDES VIVIR. Todos tienen que creer en algo: la casualidad, las estrellas, el tarot, el destino, la suerte… o sencillamente en la fe. Todo el mundo necesita unas claves, unas respuestas. El hombre no entra en la vida con capacidad de responderlo todo. Tiene necesidad de claves.

 

18.- LA FE TE OFRECE RESPUESTAS. La mayoría de las claves que propone el cristianismo permiten descifrar el sentido último de la vida al hombre que yo soy. Y más aún, estas claves no sólo me permiten descifrar; me permiten vivir.

 

19.- Y LA FE ES CREER EN JESUCRISTO. Hace dos mil años vivió en esta tierra un hombre humanamente digno de fe. Esta afirmación me parece indiscutible. Él ha hablado de Dios serenamente. Para mí, Jesús es motivo de fe.

 

20.- POR ESO ES INTERESANTE ESCUCHARLE. Me interesa que Jesús me hable de Dios. Él ama a los pecadores (como yo) y comparte con ellos su mesa, a pesar del escándalo de los fariseos. Devuelve toda su dignidad a la mujer que querían apedrear. Trata con la samaritana, una hereje. Acepta la invitación del publicano a comer con él. Pasa del sábado cuando se trata de salvar a la persona. Prefiere a los pobres, sin rechazar a los ricos y poderosos, a los que sabe decir lo que quiere en el tiempo apropiado.

 

· Eso es lo que Jesús nos dice de Dios, con su pasión, con su agonía, con dejarse matar por nosotros, con su entrega total. Es ahí donde realmente se puede hallar a Dios.

 

· Por eso creo en Dios a causa de Jesucristo, o mejor dicho, gracias a Jesucristo. Es una fe madura, que lo tiene todo a favor, porque lo tienen todo en contra. No se trata de caer en el fideísmo. Sin usar la razón, es imposible creer.

 

· Cuando se ha descubier­to así el lugar de Dios en la propia vida, Dios se hace creíble. Se convierte en una de las realidades de mi existencia: sin duda la mayor. Dios ha puesto el deseo de Dios en nuestro corazón. A nosotros toca satisfacerlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: