volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

El Buen Ladrón (I)

Posted by jorgellop en abril 1, 2013

En estos días de Semana Santa me ha llegado este cuento sobre el Buen Ladrón. Sé que han pasado estos días pero yo lo cuelgo igual…

 

Siso, así me llamo. Bueno, así me llaman desde que me cazaron robando unas monedas de cobre.

Mi verdadero nombre es Dimas.

Desde que fui descubierto, mi fama me acompaña. Vaya donde vaya todo el mundo me conoce por lo que hice. No hay manera de salpircarse esa mala fama.

Sé que estuvo mal lo que hice y que fue el primero de otros pequeños robos.

Me fui convirtiendo en lo que no quería. No escuchaba a las personas que me querían  que continuamente me decían lo mal que hacía y vaticinaban que iba a terminar fatal.

Los robos se sucedían. Eran pequeños robos. Muchos, los primeros, no por necesidad sino por costumbre, para cubrir pequeños caprichos.

Y así me fui deslizando durante años. No supe o no quise parar. Ahora desde esta cruz, lo veo más claro, lo que pudo ser y no fue.

Te preguntarás cómo terminé aquí colgado esperando mi muerte.

Un soplo fue el inicio. Me llegó la noticia  del traslado de la soldada de la guarnición de Cirene. Como no podía pegar el golpe solo busqué colaboración el mundillo y me top`´e con Rapino. Creo que ahi estuvo el error.

Rapino era, no me di cuenta en esos momentos, un impresentable. Tenía un historial de muchos robos. En esto nos parecíamos pero en él habría que añadir un toque de violencia que siempre le acompañaba. No se frenaba y con facilidad terminaba sus robos dejando a alguien malherido.

Y eso es lo que ocurrió. Lo que parecía estar bien preparado acabó con nuestra detención.  A la que siguió un juicio rápido y con una sentencia de muerte.

Pero mi condena venía de lejos desde que no me enfrenté a lo que era. Me engañaba, no escuchaba a los que me querían. Pensaba que tarde o temprano cambiaría…

Estos pensamientos me venían continuamente en los días previos a mi ejecución. Mi vida ha sido un fracaso. Me he movido en la oscuridad hasta momentos antes de la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: