volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Perdona, perdónalo

Posted by jorgellop en agosto 26, 2013

Hoy leyendo un libro sobre educación, me he encontrado con una anécdota que enseña algo que está muy experimentado.

Una vez un hombre tuvo un altercado con un compañero de trabajo. Pensó que había sido tratado injustamente y le dijo a su compañero que lo borraría de su vida. Se esforzó mucho por deshacerse de él, pero cuanto más trataba de olvidarlo, más pensaba en él y reconstruía el sentimiento de injusticia.

Sí, la persona ofendida lo es doblemente. No se puede olvidar de lo que le han hecho ni de quien lo ha hecho. Carga con un ofensa que se retroalimenta. Es como la resaca, va y viene, siempre creciendo, siempre pesando.

Hay muchos motivos para perdonar. Dios lo hace: perdona y olvida. Nosotros tenemos que hacerlo a pesar de tener razón. Vamos a hacer lo por nosotros mismos. Quieres olvidarte de esa persona, quitarle protagonismo en tu vida, perdónalo.

Hay personas que llenan su vida de rencores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: