volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Encuentros callejeros

Posted by jorgellop en diciembre 5, 2013

Es la segunda vez que me para, en el mismo sitio, un voluntario de ACNUR para pedirme una colaboración para los campos de refugiados. Como sacerdote que soy no puedo dejar de atender al que me lo pide. No puedo en términos futbolísticos, hacer un regate y seguir mi camino.

A sus razones yo aporté las mías. Tanto él como yo atendemos con nuestro trabajo a  personas necesitadas. Unos aquí  otros allí.

El sin escuchar mi trabajo, mi vida,  seguía dándome datos de lo que suponía una aportación. Creo que no llegamos a entendernos.

Ahora estoy detrás de una olla para Juan, un gorrilla, con el que me hablo casi todos los días.

Esa misma tarde escribí un nuevo capítulo de “no se vaya a asustar al ver a un sacerdote”

Me encontré con una persona mayor en el suelo. Al acercarme al grupo que le atendía me comentaron que se había caído y que podía tener rota la cadera.

-Pero no se acerque no se vaya a asustar y piense que está en las últimas. Creerá que viene a darle la Extremación.

Su comentario, dicho con educación, me hizo gracia. Hablamos un poco más…

Pero poco caso le hice, me acerqué y comprobé que estaba bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: