volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Los futbolistas tenemos la felicidad de muchos niños en nuestras manos

Posted by jorgellop en septiembre 15, 2014

Un amigo catalán sin querer hurgar en la herida, me ha mandado después de que su equipo de fútbol, el Barcelona, ganase al mío, el Athletic de Bilbao,  esta noticia.

Como cualquier portero, Claudio Bravo no es ajeno a las supersticiones. En su caso, logra hacer de su ‘manía’ un acto generoso y solidario. Desde hace varios años, y curiosamente tras dejar a cero su portería en un partido frente al FC Barcelona en Anoeta, el entonces guardameta de la Real decidió que, siempre que no encajara un gol, donaría su camiseta a un niño, y más concretamente, a un niño con alguna dolencia o disminución.

“Un crío en silla de ruedas me llamó para saludarme cuando regresaba a casa desde Anoeta. Saqué mi camiseta y se la regalé. No puedes imaginar cómo se le iluminó el rostro”, confesaba en una entrevista en Number1sport.es.

“Los futbolistas no nos damos cuenta que tenemos la felicidad de muchos niños en nuestras manos. Ese crío me dio una lección y me animó a llevar a cabo esta iniciativa”, añadió.

Con su llegada al Barça, Bravo no alterará su ritual. Tras un arranque de récord, con cero goles encajados en tres partidos (algo que el conjunto azulgrana no lograba desde la temporada 1993-94), el chileno ya tiene preparadas las tres camisetas de los partidos ante el Elche, el Villarreal y el Athletic para regalar.

De carácter reservado, Bravo prefiere mantener este tipo de actos solidarios en el anonimato, aunque según pudo constatar MD la intención del meta es acudir a hospitales para regalarlas personalmente y, de esta forma, intentar contribuir a que esos niños puedan olvidar por un rato su enfermedad. Padre de familia de tres hijos, dos niñas y un niño, Bravo está muy sensibilizado con la infancia.

Además, no sólo regala camisetas. En varias ocasiones, el portero ha respondido de inmediato a la llamada de un chaval. Le sucedió en Chile, cuando tras recibir la carta de un niño en la que le confesaba que él era su ídolo, Bravo llamó a su madre para que lo llevara al centro de entrenamiento, donde le regaló sus guantes. Lo mismo hizo hace un año cuando visitó el campo del Elche y un niñole pidió sus guantes a través de una pancarta.

A pesar de que ese día no era el día de Bravo, pues se enteró que le habían robado en su casa de Chile, el portero no dudó en responder a la llamada. “Pueden robar lo que quieran. Pero jamás lograrán darle esta felicidad a un niño. Esto ha sido lo mejor de mi día”, escribió en twitter.

El pasado sábado, antes del partido del Athletic, tuvo otro detallazo con una niña que aguardaba su llegada en la Ciutat Esportiva. Bravo le dio sus guantes y la joven se lo agradeció luego públicamente a través de twitter. Sin duda, un portero de récord y… solidario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: