volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Los silencios de Dios ante la catástrofe del avión de los Alpes: ¿por qué Dios no habla?

Posted by jorgellop en marzo 26, 2015

Los mensajes de los jóvenes antes del accidente: «Tengo muchas ganas de volver»

Grupo de jóvenes alemanes de intercambio

Son muchos los sentimientos que surgieron después de enterarme del “accidente” del avión en los Alpes. Más aún después de las últimas noticias sobre el la intervención del copiloto.

Rezo y he pedido oraciones por las víctimas, eso son lo que son, después de las últimas noticias; por sus familias; por tanta gente tocada por el dolor…y hoy pienso en la familia, conocidos del copiloto.

Hace unos días se acercaba un estudiante de bachillerato muy impresionada por la noticia de tanta muerte, diciéndome:

-Me ha hecho pensar y plantearme como estoy aprovechando mi vida. Si me hubiera ocurrido a mí recibiría un premio o …

Hoy en el aparcamiento me he encontrado con un padre de familia. Estaba esperando a su hija

-¿Te has enterado de lo del copiloto?

Al decirle que había entrado en la web de un periódico, me ha comentado:

-Cuando lleguemos arriba, le pediré a Dios que nos explique tantas cosas que nos cuesta entender.

Es verdad, ante el  misterio del dolor, del sufrimiento, de la libertad…sólo podemos aproximarnos…Para mi es el único camino, acercarnos por la fe al que nos puede dar respuestas.

Así lo ha hecho Enrique Monasterio con un artículo ¿Dónde está tu Dios? Tomo nota de alguna de sus palabras:

Cuando preguntamos al Señor por el sentido del dolor, aparentemente calla, pero toma su cruz y se pone a nuestro lado en silencio. Y, desde que murió por nosotros, todo hombre o mujer que sufre, quiera o no quiera, tendrá siempre como compañero de sufrimiento al mismo Dios Encarnado.

También se acerca el Papa Francisco cuando le preguntó un cjoven cómo interpretar el silencio de Dios frente a las dificultades y la corrupción, y cómo responder a ellos dando signos de esperanza. Esta es parte de su respuesta:

Dios, nuestro Dios es un Dios de las palabras, es un Dios de los gestos, es un Dios de los silencios. El Dios de las palabras sabemos cómo es porque en la Biblia están las palabras de Dios: Dios nos habla, nos busca.

Y después está el Dios del silencio. Piensen en los grandes silencios de la Biblia: por ejemplo, el silencio en el corazón de Abraham cuando iba a ofrecer en sacrificio a su hijo

Pero el silencio más grande de Dios fue la Cruz: Jesús sintió el silencio del Padre hasta defirnirlo ‘abandono.

Nuestro Dios es también el Dios de los silencios y hay silencios de Dios que no pueden explicarse si no se mira al Crucifijo. Por ejemplo ¿por qué sufren los niños? ¿Dónde hay una palabra de Dios que explique porqué sufren los niños? Ese es uno de los grandes silencios de Dios.

Y no digo que el silencio de Dios se pueda ‘entender’, pero podemos acercarnos a los silencios de Dios mirando al Cristo crucificado, al Cristo abandonado desde el Monte de los Olivos hasta la Cruz…

Pero ‘Dios nos ha creado para ser felices’…Sí, es verdad”, aseguró el Papa, “pero tantas veces calla. Es verdad. Y yo no puedo engañarte diciendo: ‘No, tú ten fe y todo te irá bien, serás feliz, tendrás suerte, tendrás dinero…No, nuestro Dios está también en el silencio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: