volver a nacer

Sentido del sufrimiento y del dolor. El valor positivo de la enfermedad

Lo que tienen es hambre

Posted by jorgellop en octubre 14, 2015

Mose dirige un centro de Formación Profesional (Eastlands College of Technology) en una de las barriadas más pobres y necesitadas de Nairobi. Leo esta una entrevista que le hacen y me quedo con lo siguiente:

Hace cuatro años pensó que los chicos deberían tener una celebración el día de Navidad. De otro modo la fiesta les pasaría desapercibida. Lo comentó con su madre. «¿Cuántos esperas?», dijo la paciente señora. «Los chicos…, alguno de los de las granjas vecinas. ¿Unos veinte?», respondió. Aparecieron 50 desde primera hora de la mañana, y su madre tuvo que salir a la tienda, pedir ayuda a las vecinas y trabajar de lo lindo para poder ofrecerles algo. Pero no hubo posibilidad de preparar otra tarta (la única la trajo Mose de Nairobi, que las pide a profesores de Strathmore University). «Pero si cortas fino, muy fino, donde había un poco para 20 hay un poco (menos) para 50. Y todos la probaron». Al año siguiente vinieron 150. Al otro, 180…, y la cosa seguirá creciendo.

«Ahora organizamos juegos, con los que se mueren de la risa, y tratamos de dar algún premio. El primer año llevamos bolígrafos para que cada uno tuviera un regalo de Navidad. Mi madre me llamó. ‘¿No te das cuenta, hijo mío, de que lo que tienen es hambre? Menos bolígrafos y más comida, por favor’. El año pasado conseguí un montón de bolas de tenis. Estaban ya usadas, pero a ellos no les importó lo más mínimo».

«¿Alguna situación más dramática? Fíjate que pienso que muchos de estos muchachos –tanto tiempo solos, y en la calle– necesitarán asistencia psicológica, ¿no?»

–«La verdad es que nunca me lo he planteado. Quizá tengas razón.

Lo más dramático que me he encontrado fue una chica que vivía en la calle. Tenía tres hijos, el menor de semanas, y nadie la sostenía. Un hombre se ofreció a alimentarla a cambio de favores. Al mes la abandonó. Ella empezó a sentir algo extraño en el estómago. Pensaba que tenía un tumor, pues se encontraba muy enferma y débil. La acompañé al hospital. Estaba embarazada de ese hombre que la había dejado. En menos de 10 meses tuvo los dos hijos. El último nació muy débil y murió pronto. Ella lo hizo poco más tarde. Como los niños eran tan pequeños, el Estado se hizo cargo de ellos. Pero cuando cumplen 5 años, si nadie les acoge, pueden perfectamente acabar en la calle.

En otra ocasión uno de estos muchachos me contó que su hermana se estaba prostituyendo para que pudieran comer en casa. ¿Qué podía hacer yo? Busqué dinero para darle un préstamo a la madre y que pusiera en marcha un pequeño negocio, todo antes de que su hija hundiera su vida entre los indeseables del ‘slum’

Toda la entrevista en http://www.opusdei.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: